FC Barcelona Marlins
13 de junio de 2004

Este partido aún más nervioso que el anterior nos trajo una derrota amarga y dolorosa. Pero también nos aportó la presencia de Oscar Román un jugador júnior con una proyección enorme que aportó muchas ganas y calidad, y también el retorno al equipo de Luis Martínez que con su bateo seguro y poderoso ayudó al equipo.
Jordi Vallés abrió el partido Jorge Miqueleiz out en 1ª 2 sinónimos Oscar Román muy valiente out en 3ª 
Richard Domero bien al bate todo el fin de semana Oscar Román hit. Oscar se multiplicó y rindió como un veterano
Luis Martínez estupendo al bate Xavier Civit un veterano que lucha como un Junior Eriaser al bate
Joan García  Oscar Román safe con Andrés Baños Ni la vio
Doble de Albert Díaz Sebastián Tesouro hit Con este sorprendente strike a 1 palmo de la goma acabó el partido. 
Como todo en esta web, el siguiente comentario es una reflexión personal que no tiene por qué coincidir con el pensamiento del Club y se inscribe a título personal. Estaré encantado en publicar en la portada de la web cualquier comentario, no ofensivo, que se me formule al respecto en fguillen@vodafone.es 
Es muy difícil arbitrar un deporte como el béisbol en el que la apreciación es tan importante pero lo mínimo que se debe exigir es un equilibrio en lo que no es apreciación. 
La expulsión de uno de nuestros jugadores por proferir una frase inocente que no puede ser calificada ni de jocosa provocó un altercado del que sólo es responsable el umpire, nunca aplaudiremos los comportamientos alterados posteriores de los jugadores pero mucho menos la pérdida de compostura de alguien que debe juzgar con equidad.
Creo sinceramente que en la última jugada cometió un grave error de apreciación pero también creo que no estaba en la mejor situación anímica para arbitrar y le perdono mucho más su error que el que cometió en la expulsión.
En más de una ocasión he podido apreciar como los umpires están más atentos al entorno que al juego, si el umpire del partido lee estas líneas que sepa que por cada improperio de nuestro banquillo recibió tres del contrario, haciendo caso omiso en todas las ocasiones
Y lo digo triste pues considero que es de los mejores arbitrando, por lo menos a los demás equipos.